Lauf, una suspensión retro y diferente

DSC02583

DSC02622

Estamos viviendo un cambio revolucionario en las bicicletas con nuevos diseños y conceptos gracias al poder imaginario de ingenieros, diseñadores y los mismos ciclistas que aportan sus ideas y experiencias para hacer las bicis más rápidas y eficientes.

De revolución en diseño hablamos por ejemplo de los tamaños de las ruedas 27,5” y 29” que han entrado al mercado pisando fuerte por sus estudios y tecnología a favor de los ciclistas para hacerlas más rápidas, también podemos ver el cambio en los platos de 3 a 1 y todo el motor de potencia de hasta 10, 11 y seguro ya estarán trabajando en el de 12 velocidades.

Es por esto que nos detuvimos en apreciar e investigar la suspensión Lauf de origen Islandés, ellos están cambiando un concepto arriesgando bastante porque lanzan al mercado un producto diferente al que estábamos acostumbrados de ver que son las suspensiones de botellas que trabajan con aire o aceite todas ellas complejas en su mecanismo muy funcionales pero con el concepto de diseño y mecánica muy parecidas unas a las otras independiente de la marca o país donde se fabriquen. Pero la Lauf propone algo novedoso y esto si que es difícil pensarlo, crearlo y comercializarlo.

La suspensión Lauf

Trabaja de una manera novedosa y diferente a las demás con un peso asombroso de 980 g, muy por debajo de otras suspensiones de gama alta que están por los 1.440 g. una diferencia de casi medio kilo que le quitamos de carga en la parte delantera.

Su funcionamiento se basa en una serie de láminas de fibra de vidrio de alta resistencia que permiten un recorrido de hasta 60 milímetros a la suspensión. Estas láminas están diseñadas para ofrecer un recorrido suave y sensible durante la fase inicial de la carrera, más lineal en la fase media y muy rígido en la fase final para limitar el recorrido ‘a fondo’.

Para ver el artículo completo descargue la revista AcciónMTB #7

Los comentarios están cerrados